25 junio 2011

Grecia o las barbas de tu vecino

Gritos en las calles en contra de esta pseudo democracia y a favor de la auténtica, la que inventaron los griegos donde la Asamblea era el lugar de debate de todos los asuntos comunes.
Voces en la asamblea que reúne a los líderes democráticos europeos para tratar el tema Grecia. Le marcan la agenda “sine qua non”, si lo quieres lo tomas y si no, también. La democracia con corazón no se lleva, la diosa de la economía bancaria es la que manda y divide el cuerpo en 27 partes, aquella que no respire al unísono será amputada, condenada al ostracismo, (ironía del destino, con Grecia topamos una vez más). Las deudas se pagan, ¿sin crecimiento? “or kompon”, compóntelas como puedas. Salvar a los bancos es el objetivo apremiante y si para ello tienen que pagar justos por pecadores pues adelante, estrangular las economías de los que trabajan con más impuestos, más paro, … el individuo anónimo no interesa.
© María Pilar

13 junio 2011

Microrrelatos

Medusa inmortal

Sólo sintió su viscosidad cuando se le quedó adherida al pie. La punzada de sus tentáculos le produjo un dolor insoportable. Quedó inoculado con el gen de la inmortalidad de su agresora. La gente enloquecida se lanzó a comer medusas. El gobierno buscó la fórmula para suspender las pensiones.
© María Pilar


La vida de los libros

En cuanto cogía un libro para cumplir con su tarea de ordenar la biblioteca, se le quedaba pegado a las manos y descubría otros mundos más atractivos con los que llenaba la rutina de su vida. Cuando fue despedido, los protagonistas se identificaron con él y abandonaron su habitat en los libros, lo siguieron.
© María Pilar

Ser o no ser


No era consciente de su figura doblegada para poder soportar la carga. El día que logró ver la sombra de su caparazón soplándole en la nuca, comprendió que no merecía la pena seguir con ese lastre. Su cuerpo crujió al cambiar de postura para empezar a ser.
© María Pilar


Tragedia
Ahora, unos pocos llegan al otro lado creyendo alcanzar la tierra prometida. Muchos, agazapados en tierras inhóspitas, esperan la oportunidad de la vida, bastantes se pierden por la traicionera ruta hacia la libertad y cada vez son más los que engrosan los diques del cementerio del mar con tumbas sin nombre. Una tragedia sin final.
© María Pilar


Superación

Ahora se negaba a mirar la silueta de su sombra que siempre pegada a su imagen le recordaba su pasado. Ella ahora era una preciosa mariposa. Sus maravillosas alas así lo confirmaban y sus colores, con el brillo de polvo dorado, le aportaban un toque de distinción y belleza. Merecía la pena su relato si lograba un buen final.
© María Pilar


Caja de pinturas
El aire del pueblo se impregnaba de la alegre sensación de principios de curso, de lápices recién afilados y zapatos nuevos, de olor a infancia, a los recuerdos bien arraigados de entonces.
Era mi primera caja de pinturas para mí sola, con todas nuevas, de igual tamaño, sin estrenar. Una colorida caja de cartón donde se veía, por un rectángulo abierto, las diferentes tonalidades de madera pulida, brillantes y agradable al tacto. Su olor característico me envolvía. Me gustaban tanto que no las quería usar para que no se gastasen, pero las ponía encima de mi pupitre; así las otras niñas las podían ver y admirar.
© María Pilar